Cerrar

Expande tu mente, amigo diseñador (I)

La mayoría de diseñadores gráficos somos seres de costumbres dados a permanecer en nuestra zona de confort. Una vez que tenemos establecidas unas pautas nos cuesta sobremanera cambiarlas, algo que puede ser bueno en ocasiones, pero resulta pernicioso cuando se trata de actualizarnos.

Uso de distintos softwares

Un profesional del diseño debería saber manejar los tres tipos de programa fundamentales del sector: uno de edición de imágenes, otro de dibujo vectorial y, por último, uno enfocado a la maquetación.

Pixel_vector_maqueta

Es muy común encontrar a diseñadores que únicamente utilizan un software para todo, y aunque esto les permite tener un gran dominio y control del mismo, deberíamos tener claro que no todos los trabajos tendrían que realizarse en el mismo entorno (sí, esto va por ti, amigo que maquetas con Photoshop). Cada uno de los tipos de programas mencionados tiene sus puntos fuertes y débiles, y por ello usar uno inadecuado puede derivar en una pérdida importante de tiempo y calidad.

Pasamos a hacer un pequeño análisis de las funciones principales de cada tipología de programa:

  • Edición de imágenes: programas como Photoshop, Gimp o Affinity Photo están pensados para editar gráficos resterizados, es decir imágenes formadas por pixeles.
    Este tipo de software tiene como característica principal que interpreta los diseños que en él trabajemos como una malla de pixeles (pequeños cuadrados de color), donde cada uno podrá tener una tonalidad distinta dentro de una amplia gama de colores. Un ejemplo de imagen rasterizada serían las fotografías digitales que cualquiera puede realizar con su teléfono móvil.
    Estos programas serían la opción lógica para: retoque y edición fotográfica, diseños en los que requiramos amplia riqueza tonal, creación y uso de texturas o efectos complejos, y también es una herramienta frecuente para trabajos de dibujo directo y para el coloreado digital.
    No es muy recomendable utilizar este tipo de programas en diseños con mucho texto ni para trabajos de maquetación en general, ni tampoco utilizarlos para edición vectorial, aunque suelen tener herramientas de este tipo.
  • Gráficos vectoriales: dentro de los programas de diseño destacan los de dibujo y edición vectorial, como pueden ser Illustrator, Inkscape o Affinity Designer.
    Este tipo de programas te permiten dibujar con el sistema vectorial, que presenta amplias ventajas a la hora de afrontar un diseño: escalabilidad de los trazados, control exacto de los colores y las formas, edición avanzada del texto, poco peso de los archivos resultantes, trabajo con archivos multipágina…
    Por todo lo anteriormente comentado ésta es la opción idónea para diseño corporativo, de aplicaciones y papelería y packaging, también para el diseño textil, y además es frecuentemente utilizado para maquetas de poca extensión.
    No deberíamos usar este tipo de software para edición de imágenes rasterizadas, ya que como comentábamos antes existen herramientas más adecuadas, y también es desaconsejable abordar un trabajo de maquetación extenso con este tipo de herramientas.
  • Maquetación: los programas más específicos dentro del campo del diseño gráfico son los de maquetación, donde destacan InDesign, QuarkXpress y Scribus.
    Las herramientas de maquetación se caracterizan por: ser muy ágiles a la hora de trabajar con grandes cantidades de texto e imágenes, disponer de un sistema de páginas enfrentadas y otra serie de recursos que facilitan la composición, y también cabe destacar las funciones de automatización de trabajo mediante estilos, variables y elementos maestros.
    Este tipo de software son la opción razonable si necesitas montar una publicación, ya sea pequeña o extensa, impresa o digital. También es muy recomendable acudir a este software si vas a realizar un diseño que necesita ser reutilizado con mucha frecuencia, ya que podrás automatizar trabajo fácilmente y reutilizar recursos.
    No es aconsejable para edición de imágenes ni para dibujo vectorial complejo, que para eso ya tenemos las opciones anteriormente comentadas.

Aprende, experimenta y no te quedes en la comodidad del software conocido.
Amigo diseñador ¡¡Expande tu mente!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *