Cerrar

Photoshop lo hace solo

 

Es común que nuestro cliente se lleve a engaño y piense que los programas lo hacen todo solos, sin necesidad de nuestro tiempo y esfuerzo (aprovechemos para recordar este bonito hit de internet). En el caso de Photoshop podemos conseguir que realmente trabaje por nosotros, con un mínimo conocimiento, y si nuestras expectativas son limitadas, claro.

En primer lugar sería importante saber trabajar con Acciones. Y puede que tú te preguntes ¿pero qué es una Acción? Pues una Acción en Photoshop consiste en una serie de tareas que habremos ido grabando en el panel Acciones, para que el programa las replique de forma automática, o sea, que si hacemos a menudo una serie de operaciones podremos grabarlas para optimizar nuestro tiempo y repetirlas fácilmente.

Después de esta aclaración sobre las acciones, en esta entrada vamos a hablaros de tres opciones de automatización de trabajo que nos facilita el programa de Adobe: el trabajo en Lote, los Droplets y el Procesador de imágenes. Todas ellas te permitirán aplicar una acción a varias imágenes de forma rápida y sencilla.

La primera opción, Lote, se encuentra en el menú Archivo/Automatizar, y te permite aplicar una acción previamente creada a una carpeta de imágenes sin necesidad de ir abriéndolas una a una y aplicando la acción. Es una herramienta sencilla y rápida, óptima cuando queramos modificar de una sola vez varias imágenes recopiladas, aunque habrá que definir los parámetros del trabajo en lote cada vez que queramos utilizarlo.

La opción Droplet se encuentra también en el menú Automatizar, y de nuevo te permitirá aplicar una acción a varias imágenes. La diferencia principal es que cuando crees un Droplet  se generará un icono en la ubicación que elijamos en nuestro ordenador (por ejemplo en el Escritorio), y tendremos que arrastrar sobre este icono todas las imágenes que queramos tratar. Las ventajas frente al Lote serían que no tenemos definir los parámetros del Droplet cada vez que queramos usarlo y que se puede aplicar a imágenes sueltas y no sólo a carpetas enteras.

El Procesador de imágenes es la opción más novedosa de Photoshop, y se encuentra en el menú Archivo/Secuencia de comandos. Las opciones se parecen mucho a las de Lote, porque tendrás que definirlo cada vez que quieras usarlo y se usa sobre carpetas de imágenes, pero tiene ciertas ventajas: puedes evitar ciertos parámetros confusos de la opción Lote, cambiar el tamaño de la imagen fácilmente, y por último (pero no menos importante) te permite guardar las imágenes tratadas en hasta tres formatos diferentes (JPEG, TIFF y PSD), con lo que resulta muy útil si quieres hacer copias de una imagen en distintas versiones y calidades.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *