Cerrar

Hey HAL, ¿me compones música?

Quizás podrías pensar que ya la forma en la que HAL se comunicaba ya era música en si mismo, al menos el concepto que se tenía de las inteligencias artificales durante los 80 y 90 que necesariamente tenían que sonar como mínimo peculiares en plan «Hey soy un robot».

Al final con el paso del tiempo, las inteligencias artificiales se usan para asistir en tareas sencillas y nunca tienen el control total del sistema; o simplemente aportan o añaden información para ayudar a resolver un problema o cubrir una necesidad. También se utilizan para ir identificando que es lo que más le gusta a la gente y conocer a la persona que la usan con el fin de poder ayudar mejor (vease algunos casos para aplicaciones móviles, que te van ofreciendo justo la información que necesitas según les preguntes), o en el chat de facebook o telegram en los cuales ya existen bots para diferentes utilidades.

Pues hoy la noticia la trae el proyecto Magenta de Google. El proyecto Magenta de Google nace con el objetivo de crear una inteligencia artifical (implementada a través de una red neuronal), que tenga la capacidad de aprendizaje necesaria a base de observar expresiones artísticas del ser humano para poder componer música. ¿Que ha ocurrido? en efecto, Magenta a creado una pieza musical, con una melodía sencilla y pocos instrumentos pero con un cierto sentido. Así que parece que la creación del arte, algo que se atribuía hasta ahora como algo exclusivo de los seres humanos, ahora es un campo en el que una máquina también interviene y aporta contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *